Bilma


Esta preciosidad es Bilma, estaba en la perrera de Mairena (Sevilla) y nos llegó vía Madrid a través de ACUNR.
Bilma llegó con una de las patas traseras destrozada, una rotura que su anterior dueño no se molestó en curarle y que ahora la hará cojear de por vida, aunque ella juega y corre feliz como cualquier otro perro.
Encima la pobre dio positivo en Anaplasmosis, Erlichia y Leishmania. De las dos primeras se recuperará después del tratamiento que está tomando ahora, y de la última tiene unos niveles bajos y no tiene ningún órgano afectado afortunadamente.
Según nos cuenta su familia de acogida es una perra cariñosa, buena y obediente. Convive con tres Schnauzer y oto galgo y no tiene ningún problema de conducta.
Ahora mismo todavía no está lista para ser adoptada, pero en cuanto se recupere habrá una familia a la que le tocará la suerte de compartir su vida con ella.

Anuncios