Sobre soltar a los perros…


Cuando damos un perro en adopción siempre incidimos en que se debe esperar un tiempo para empezar a soltarlo. Ese tiempo depende de cada perro y es necesario para que se cree un vínculo entre el perro y su adoptante. No se puede decir con exactitud cuánto se debe esperar, pero nunca menos de un mes. A veces este periodo es de un mes, otras veces de dos y otras se requiere más tiempo.
Insistimos mucho en este tema y siempre explicamos la forma de ir dándole libertad al perro, poco a poco y siguiendo una serie de pautas.
Muchas veces parece que los perros son obedientes desde el primer día y que nos van a obedecer en el momento que los dejemos libres sin la correa. A algunos adoptantes les da pena tener que llevar al perro atado con la correa porque están deseando verles correr y es como si lo estuvieran privando de algo. Entendemos que uno de los aspectos mas atrayentes a la hora de decidirse por un galgo es disfrutar viéndolo correr, pero que sean veloces no quiere decir que tengan que correr para realizarse. Lo que realmente necesitan es volver a casa , sanos y salvos.
Al adoptar un perro hay que tener en cuenta que éste va a necesitar un periodo de adaptación. Algunos vienen directamente de la calle, de una perrera, de una protectora o en la mayoría de los casos de una casa de acogida. Para el perro es un cambio brusco, empieza a conocer a su nueva familia y tiene que aprender a confiar en ellos. Esto no se consigue ni en dos días ni en dos semanas.

Hay que valorar a cada perro individualmente. Unos son tímidos o miedosos y cualquier cosa los puede asustar y hacerlos salir huyendo. Otros son mas confiados pero a la vez son curiosos y todo les llama la atención. Para ellos las distancias son muy cortas y gracias a su vista excepcional detectan cualquier objetivo y salen disparados a por el. Cuando terminan su carrera se dan cuenta de que están perdidos y no saben el camino de vuelta.

Es importante tener en cuenta las diferencias entre galgos y otros perros. Sobre todo por su falta de olfato en comparación con el resto de razas. Durante muchas generaciones de galgos, los cazadores y galgueros han primado mas la vista, considerando que el olfato era una distracción que no se podían permitir, por eso siempre los llevan con la cabeza alta y les impiden olfatear a su gusto. Recluidos en jaulas o cheniles la mayor parte del tiempo, no pueden estimular su olfato con olores nuevos. Y cuando los sacan a entrenar o cazar y competir no los dejan bajar la cabeza al suelo. Por esto, a diferencia de otros perros, cuando se pierden no saben seguir su propio rastro de vuelta a casa.

Lleva su tiempo valorar cuando podemos soltarlo en sitios abiertos y mientras tanto se deben seguir las pautas que damos.Es recomendable hacerlo en sitios seguros, lejos de carreteras y otros peligros. También ayudara hacerlo en compañía de otros perros, obedientes y ya acostumbrados a estar sueltos. Siempre procuraremos llamar la atención de nuestro galgo cuando este suelto, jugando con el y sobre todo estando nosotros en movimiento. No es aconsejable que estemos parados o nos sentemos, en unos minutos se aburrirá  y buscara otra distracción que lo alejará de nosotros.

Para nosotros entregar un perro en adopción es entregar a un miembro de nuestra familia, invertimos nuestro tiempo, dinero y sobre todo nos vinculamos emocionalmente con todos y cada uno de nuestros perros. Nos nos gustaría tener que ir a buscarlo al cabo de unos días porque esté perdido o recibir la noticia de que lo ha atropellado un coche por culpa de la imprudencia de sus adoptantes. Todo lo que recomendamos es por EXPERIENCIA. Experiencia que en la mayoría de los casos los adoptantes no tienen, porque aunque hayan tenido perro, no es lo mismo tener un perro desde cachorro que uno que se adopta siendo ya adulto. Son ya muchas llamadas recibidas avisándonos de un galgo escapado o perdido.A veces decenas de voluntarios organizándonos para la búsqueda. Muchas horas, viajes, mojaduras y momentos de angustia y demasiadas veces sin un final feliz.

 

Anuncios

4 pensamientos en “Sobre soltar a los perros…

  1. Simón no lleva conmigo ni un mes y, es cierto, estoy deseando verle correr y jugar sin correa. Se está adaptando de maravilla a su nueva vida, pero cada día descubro alguna cosa nueva de él..y pienso…cuatro semanas no son nada en casi tres años de vida que tiene. Cuando llegue el momento, verle correr libre será muy emocionante para mi, pero ante todo me importa su seguridad. Me digo a mí misma “paciencia”, “no hay prisa” unos meses no es nada, tenemos años por delante. Así que suscribo..”PACIENCIA” y “PRUDENCIA”.

  2. Cierto, muy cierto para soltar a un perro hay que pensárselo muy mucho si uno no quiere tener un verdadero disgusto. Además uno nunca sabe como va reaccionar el perro ante un ruido o alguna cosa que le pueda llamar la atención y cuando tu lo llames no te va a responder como esperas. la verdad es que se puede tener un disgusto y nunca más poder volver a rescatarlo. Si lo quieres de verdad hay que tener cuidado!!!

  3. hombre ahora lo tenemos muy facil! porque hay parques vallados en los cuales se puede soltar al perro y que corra sin peligro de que se escape. yo adopte hace casi 4 meses un galgo, le suelto en parques vallados desde un mes despues de adoptarle y ahora estoy empezando a soltarlo en el campo, puesto que al ser un cachorro no es igual que un perro adulto, ya que la educación que esta recibiendo es la que yo la doy, no conoce casi las cosas y es bastante obediente, siempre con un premio positivo como es una salchicha o un trozo de carne para cogerla.
    pero incluso siendo la perra buena y tener la educación que yo le he dado, elijo el momento y el lugar para soltarlo y cuando lo he soltado en el campo contadas dos veces, ha sido en zonas cerradas de caminos, en sembrados cerrados con valla, o con 3 personas conmigo, que pueden ayudarme.
    No hay que fiarse, yo se que se le cruza un gato o un conejo y su instinto por mucho que yo le diga le haria ir detras, o incluso una situación de pánico. por ello hay que hacerlo con cabeza.

    un saludo!

Los comentarios están cerrados.