Berna ya encontró su familia


A veces pasa que los perros de acogida se convierten en seres muy especiales para nosotros y la sola idea de tener que dejarlos marchar resulta imposible. Es aún más complicado dar el paso cuando la casa de acogida no tiene ningún otro perro. Esto es lo que le ha pasado a Rebeca con Berna, que llegó a su casa en acogida y poco a poco la fue conquistando.
Nos alegra mucho dar esta noticia porque sabemos que están muy bien juntas, son muy felices y estaban predestinadas. Enhorabuena a las dos porque hacen la pareja perfecta!

Anuncios