Antes de adoptar hay que meditar


Adoptar un perro no es una decisión que se pueda tomar a la ligera. Supone incorporar un nuevo miembro a la familia que requerirá atenciones y cuidados. La adopción no debe ser un capricho, ni de un adulto ni mucho menos de un niño. Los caprichos terminan olvidándose y pronto nos cansamos de ellos.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que cuando adoptas un perro éste va a pasar por un periodo de adaptación a su nueva familia. Probablemente ese perro estuviera abandonado en la calle o en un albergue o en una perrera o en una casa de acogida. Es posible que le cueste un poco el cambio, que se le escape algún pis los primeros días, que se ponga un poco nervioso al principio cuando se quede solo en casa, que pueda ocasionar algún destrozo. Si no estás dispuesto a asumir eso, lo mejor es olvidarse de la adopción y no hacer pasar por un mal trago a un pobre animal que ya ha tenido bastante. No es justo marear a un animal para luego devolverlo a los dos días porque no era lo que tú pensabas, igual lo que querías era un perro de escayola y te has confundido de lugar, esos los venden en el bazar de la esquina.
Cuando una familia adopta un perro debe actuar con responsabilidad en todo momento porque está adquiriendo un compromiso de hacerse cargo de un ser vivo que no tiene la culpa de estar en la situación que está. Es muy bonito pasear a tu perro y que todo el mundo se acerque a preguntarte y a interesarse, y tú le digas que es adoptado, y ellos te digan que vaya buena persona que eres por tener tanta caridad con ese animal. Lo que ya no es bonito es que al poco tiempo te canses del perro y lo devuelvas, o lo que es lo mismo y no suena tan suave, lo vuelvas a abandonar. El perro no tiene la culpa de que seas tan irresponsable, caprichoso e insensible, porque no se le puede explicar que esa familia que pensaba que era su familia tras todo lo vivido, ahora desaparezca y se desentienda como si nada.
Por favor, antes de adoptar piénsalo muy bien, medítalo, analiza todos los pros y los contras. No nos hagas perder el tiempo porque no nos sobra y sobre todo no hagas volver a pasar por el abandono a un animal, porque nosotros no los sacamos de la mierda en la que vivían para que tú los vuelvas a ella.

Anuncios