Hugo necesita una familia muy especial


A principios de agosto llegaba a Asturias Hugo, un impresionante galgo que tuvo la desgracia de nacer en mal sitio y encima lesionarse. Hugo andaba a 3 patas porque su pata delantera izquierda estaba totalmente retorcida y con el hueso del codo desencajado por completo. A simple vista parecía una luxación, algo sencillo de recolocar, pero las radiografías descubrieron que a parte de la luxación había una antigua fractura que impedía que sus huesos encajaran como es debido. A los pocos días fue operado y se le colocaron los huesos de la mejor forma posible haciendo todo lo que se pudo. Poco a poco se fue recuperando de la intervención en su casa de acogida y fuimos notando pequeños avances ya que Hugo empezaba a apoyar un poco su pata, aunque nunca volvería a caminar de forma normal. Eso tampoco le impedía estar feliz y jugar y corretear como uno más.
Hace unas semanas volvió a ser operado ya que uno de los tornillos que se le colocaron le produjeron rechazo y el ligamento artificial que se le había puesto se había soltado. Con todo esto la mejoría de su pata ha sido muy notable.
A pesar de todo lo que ha tenido que pasar Hugo es un perro feliz, agradecido por todos los cuidados y mimos que se le están dando y que hace vida totalmente normal. Tiene el handicap de que siempre será un perro cojo, pero él camina y corre sin problemas aunque no suele apoyar la pata.
Necesita una familia muy especial que sepa ver todo lo que él les puede ofrecer y que esté dispuesta a proporcionarle todos los cuidados necesarios a lo largo de su vida. Estamos seguros de que quien tome la decisión de adoptar a Hugo habrá tomado la mejor decisión de su vida, porque ganará un compañero muy especial. Él es uno de esos perros especiales que dejan huella.

Anuncios