Luz


Imagen

Apenas algo más de un mes descubriendo tu maravilla. Hoy la primera vez que te
atreviste a correr conmigo, coleteando contenta al viento. Dos días atrás esa acción que
puede resultar tan simple para algunos era algo inconcebible. Un gesto brusco, un
abrupto movimiento, una sencilla y cotidiana expresión y tu ya estabas muy lejos, rígida
y mantenida en una enorme distancia de seguridad… (Hay que entenderte durante
mucho tiempo te iba la vida en ello).
Me enseñaste entonces a saber moverme, más lento, mucho más calmadamente, y, yo
que por naturaleza soy impaciente, no pude sino volverme aplicada alumna.
A menudo, al cruzarnos con alguien por la calle, nos comenta “que miedosos son estos
perros, todos tienen miedo”, yo te miro y pienso “que valiente has sido, porque estás
aquí y tu nunca te has rendido” “que valiente eres, princesa, porque a Ti las miserias de
la Vida no te han vencido” “ que valiente porque ni siquiera te has vuelto resentida, ni
iracunda,” “ que valiente Eres por conservar intacta tu luz y expandirla con solo
nombrarte”. Quizás atesorabas tu fe, en esa mirada tuya perdida, inmóvil, de cuando
llegaste. Quizás, mientras llegaba tu momento, te quedabas cernida en ese cielo del que
provenís los galgos, porque eso está claro, que sois Seres más del cielo que de la tierra,
o por lo menos eso me hacéis Sentir a mí.
Ahora comienzas también a seguirme por todos lados, y a lloriquear si nos separamos,
así que ahora me toca a mí enseñarte algo, para que no te hagas dependiente y eso te
traiga una nueva angustia, te voy a enseñar a que puedes estar a ratos sola, a que puedes
estar en nuestro hogar tranquila aunque yo me vaya a ratos. Te construiré tu lugar donde
quedarte segura en la calma de que yo apenas me vaya siempre estaré regresando. Te lo
enseñare porque no voy a permitir que nunca más sufras angustia. Para eso te he
adoptado, para crecer y ser felices cada día un poco más, Juntas.

Otros cuatro perros componen mi manada, y debo decir que si todos precisan comunes e
individuales demandas, los galgos necesitan un todavía más… los perros como
genérico, yo siempre digo, dominan el Arte de Estar Presente, los galgos en particular
traen un pasado arraigado en sus entrañas, por eso necesitan un todavía más… una
elección y una voluntad nacida desde el mismo centro del corazón… un vinculo que
debe empezar aprendiendo a ladear suavemente la mirada… y entonces, si estás
dispuesto este ser extraordinario te dará cada día una caricia en el almaImagen

Anuncios

2 pensamientos en “Luz

  1. Me ha encantado tu carta.Cuanta delicadeza hay en tus palabras,amor y ternura.Da gusto saber que hay gente así de especial que cuida de estos lindos y sensibles compañeros.
    Un saludo

  2. Leer esto sabiendo que seis meses después aún ha cambiado muchísimo…para mejor, siempre para mejor. Es una alegría enooorme..

Los comentarios están cerrados.