Gael


Gael fue encontrado junto a su hermano John en Noviembre del 2011. Estaban en los alrededores de un pueblo de Logroño.

Parece que no servían para cazar y por eso los abandonaron a su suerte siendo unos cachorros de más o menos ocho meses

gael1Gael lleva con nosotros desde el día 6/01/2012. Fue nuestro regalode Reyes y ¡¡¡Vaya regalo!!! Gael, como yo digo, es un “galguito de bolsillo”. Es de tamaño pequeño pero muy pizpireto. Siempre muy tieso y atento a todo lo que hay alrededor

gael2Su pelaje es tricolor. Negro, blanco y las patinas de color arena. Lorena (mami de acogida) cuando le llevó a su casa y le bañó la primera vez casi le desgasta las patas de tanto frotar porque pensó que tenían que ser blancas.

La suerte que ha tenido Gael es que no ha sido usado para cazar nunca y tampoco ha sido maltratado. Simplemente fue desechado.
Esto hace que no tenga miedos de ningún tipo. Le encanta la gente, los niños, las multitudes. No se asusta con nada, ni siquiera con los voladores. Pero también tiene sus cosillas.
Lo peor es su obsesión por los gatos. No los puede ni ver, se pone fuera de sí con ellos y llora desconsoladamente cada vez que vemos uno y no puede correr detrás de él. Hay veces que lo pasamos un poco mal porque la gente se para a mirar pensando que le estamos haciendo algo. Pero cada día vamos aprendiendo a tranquilizarnos
un poquito má

gael3Como buen cachorrón que es, Gael es muy juguetón. No se cansa nunca de correr, saltar, pasear y excavar. Le encanta jugar con otros galgos aunque con el resto de perros se pone un poco nervioso y pesado porque no corren y por eso les ladra mucho.

Poco a poco vamos aprendiendo a respetar a los otros perrines, pero a veces nos cuesta mucho. En casa es un cielo, alegre, obediente, tranquilo y sobre todo muy cariñoso. Cuando tiene ganas de mimines viene corriendo a meterse por ti para que le cojas o acaricies. Sabe pedirte todo lo que quiere sin falta de ladrar, con un simple lloriqueo se hace entender. Lo que más le gusta hacer en casa es observar a los gatines y perrines desde la ventana, es una maruja.

Con Trece se lleva genial desde el primer día, nunca hubo problemas entre ellos. Aunque Trece, al ser más grande que Gaelillo, abusa un poco de él y Gael siempre tiene que ceder. ¡Qué casualidad! A los dos les gusta la misma cama…

gael4Viajar con Gael es toda una odisea. Su equipaje, mantas, y protectores, llenan medio coche. Luego está el inconveniente de sus mareos. Se sube al coche él solo como un campeón, pero es ponerse en marcha y nos entran unos nervios terribles y acabamos

vomitando todo. A pesar de eso, nos encanta ir de viaje y conocer nuevos sitios.
Como veis, aunque, todavía tenemos mucho que mejorar en el tema de los gatos, los perrillos y los mareos en el coche, este trabajo cada día nos une más. Y es tanto lo que él nos da que no sabríamos vivir sin nuestro “galguito de bolsillo”.

Anuncios