Cova y Gabino, experiencias de una casa de acogida


“Acogida = Nueva vida “

Eso es lo que significo para nosotros empezar con las acogidas.
No solo para los galgos es un cambio , para nosotros también lo fue y un increíble descubrimiento.
Conocimos este mundo gracias a una chica que ahora tiene dos galgos adoptados en su casa (Tolo y Musa). A las pocas semanas de organizarnos llamamos a Alfonso y lo único que pude decirle fue -“no tenemos posibilidades ni un lugar fijo durante mucho tiempo,pero queremos ayudar como sea ” 
Dos semanas después y con todo el lío navideño vinieron a conocernos a casa Alfonso y una galgita(India) recién llegada de una perrera,necesitaba una casa donde quedarse y después de conocer la nuestra e informarnos decidieron darnos la oportunidad.
Dijeron que tener un galgo era diferente , una raza especial . Descubrimos un mundo en el cual se apoderaron de nuestro sofá y nosotros lo permitimos.Los primeros días procuramos tener un poco de cuidado e intentar dejar la cocina bien lista por si nos entraba un ataque de hambre,cuantas menos cosas al alcance todo ira mejor.
Nos dimos cuenta que todos son muy parecidos pero cada uno diferente ,una nos robaba a la mínima posibilidad lo que fuera con tal de jugar, una bronca y te colmaba a besos, otra solo quería mimos y estar con nosotros.
Los primeros días necesitan dedicación y normas.La primera semana entrar y salir de casa sin el perro era la rutina ,necesitaban entender que estar solos no era tan malo y podían echar esas grandes siestas que tanto les gusta, solo necesitaron unos días para entenderlo.El miedo  de dejarlos solos nos hizo hacernos grandes creadores de cosas sin sentido para asegurarnos que todo iba a ir bien,una bolsa de patatas vacía encima de una mesa ( ya que iba a robar que fuera controlado jaja), escondiendo comida,un Kong relleno de comida, puertas cerradas y con trampas ,y lo mejor el primer día suelo forrado con un plástico por si se nos escapaba algo.Al final todo fue mucho mas fácil , una rutina diaria para que no generaran ansiedades,sus comidas a la misma hora,sus salidas para que quemen bien la energía ( por muy tranquilos que sean siempre me gusta cansarlos en uno de los paseos que es muy sano) no tuvimos problemas,solo unas manzanas desaparecidas.
Todo era bastante perfecto,queríamos que una familia fuera feliz con nuestros galgos.
La primera vez cuando llamaron nos dio un vuelco el corazón, habían pasado 3 semanas  ,pensábamos que estábamos preparados pero fue muy difícil  y eso que encontramos a una  pareja que nos lleno de alegría la vida adoptando a aquella galga y con la cual tenemos una relación increíble.Fuimos a hacer la visita y dijimos esta casa es perfecta,la ultima noche durmió en la cama con nosotros y por supuesto no dormimos nada. Por la tarde la fuimos a entregar y un sentimiento agridulce se apodero de nosotros(solo fue un hasta pronto,pero toda despedida es dura)
EL SECRETO, es llegar a casa y sentarte, ver las fotos y pensar ” una mas y una menos”. Acababamos de salvar una vida y evitar una muerte mas,  que triste es que te vayas  y que bien me siento sabiendo que vas a ser feliz y que podremos salvar  a otro nuevo inquilino.
Así llego nuestra segunda galga (Sofía) con ese pensamiento positivo,con esas ganas de volver a hacerlo sabiendo lo difícil que es pero lo mucho que necesitan ayuda estos animales, esta vez fue fácil, una perra buenísima que se hizo hueco en una parte de mi familia con la que conecto desde el primer día, cuando entro tímida por la puerta sin saber que novedades le esperaban. Casualmente estaban mi hermana y mi cuñado junto con nosotros  fue a las primeras personas  que vio y  tres semanas después  ya eran sus nuevos  dueños, en una casa donde es feliz, con una familia increíble a la que llenó de felicidad y viceversa; puede dejarnos anonadados el grado de conexión que tienen estos perros con muchas personas desde el momento que se miran.
Esta es nuestra experiencia como casa de acogida por el momento ,en un futuro alguno de estos inquilinos solo vendrá con un billete y no volverá a marcharse. Pero hasta entonces nos necesitan a nosotros, a todos los que estáis leyendo esto, necesitan una casa donde quedarse un tiempo y aprender hasta que alguien pueda darles un hogar fijo, es mucho mas sencillo de lo que parece y de verdad que se necesitan casas de acogida urgente.
un saludo y acordaros “una mas y una menos”  Gabino y Cova
 P.D : le agradecemos la adopcion a Silvia y Marcos , Dani, Maria, Octavio, Asun y Teresa
cova morillo
Anuncios